ESPAÑA EN PIE.

Es notorio que la mayoría social se encuentra distanciada de la España oficial. De hecho, la administración y los partidos políticos han tomado como regla de conducta la ofensa y represión de los sentimientos naturales más queridos por el pueblo.

De manera inadvertida el poder político ha ido ahogando la Soberanía Social y, movido por intereses espurios que durante mucho tiempo trató de mantener ocultos, está empeñado en privarnos de nuestro derecho a ser nosotros mismos.

Por desgracia los españoles hemos permanecido anestesiados durante décadas. Y así, deslumbrados por el crecimiento económico, toleramos, al principio confiadamente y después con resignación, ser desposeídos de nuestro derecho a decidir nuestro futuro.

No obstante, no hay fuerza que prevalezca contra quien es leal y valiente, como los españoles lo son. Y por eso, tras estos lustros de adormecimiento, España se despereza con ansias de ser lo que nos merecemos ser. En la actualidad se está librando una batalla por nuestra identidad de la que intentan apartarnos. Sin embargo, frente a los votos y sufragios de papel, nosotros opondremos un sufragio más valioso: el del mérito, el esfuerzo y el valor.

Así, un grupo de españoles que vivimos al margen de puestos oficiales y de subvenciones públicas nos hemos rebelado para reconquistar nuestra libertad civil. Por eso te pedimos a ti, compatriota que vives vapuleado por la mediocridad que nos rodea, que te unas a nosotros. Y es que todos a una ganaremos.

Por eso precisamente, porque queremos unión y no desunión, MAYORÍA SOCIAL no será nunca un partido político, pues no queremos más divisiones. Nuestra misión es social y trabajamos para todos, pues la regeneración de España o viene del pueblo español o no vendrá. Y es que son muchas las iniciativas sociales que acabaron pudriéndose en el seno de un partido político, pues los partidos, al fin y al cabo, se deben a unos intereses partidistas que buscan la fragmentación del «mercado electoral». Por ello simplemente cuentan los votos y no aquilatan ni la desigual honestidad de las personas, ni la diferente dignidad de los principios, que venden en almoneda cuando los mismos ponen en riesgo su triunfo electoral.

Nosotros, en cambio, buscamos fortalecer la sociedad para poder levantar un muro que nos proteja de las injerencias del poder político. Nuestra pretensión es forzar a nuestros representantes a cambiar de actitud y a que entiendan que si ocupan un puesto de responsabilidad política es por nosotros y para nuestro servicio. Queremos que la vida política se rija por nuestras antiguas tradiciones, aquellas que se resumían en el antiguo juramento de los reyes de Aragón: «Nos, que somos tanto como vos y todos juntos más que vos, os hacemos rey de Aragón, si juráis los fueros y si no, no», porque en la España del futuro, como en la España de entonces, el que ejerza el poder deberá respetar nuestra identidad y nuestro ser, que son previos al poder mismo, y no esforzarse, como en estos últimos años, en dictar leyes para desfigurar nuestra identidad y desnaturalizarnos.

Por eso, si te consideras justo, si piensas que solo vale quien sirve, si te preocupa el futuro de los tuyos, LEVÁNTATE Y ANDA. Te necesitamos.

img
Defendemos nuestra identidad nacional

Defendemos nuestra identidad nacional

Sabemos que todo ser humano sano ama a su patria naturalmente, y por eso respeta las patrias ajenas

View More
Defendemos nuestra identidad personal de hombre y mujer

Defendemos nuestra identidad personal de hombre y mujer

El ser humano es hombre o es mujer, pues no existe más realidad biológica ni cromosómica

View More
Defendemos nuestra identidad religiosa

Defendemos nuestra identidad religiosa

Nos oponemos al laicismo que impone a la sociedad su religión negativa

View More
Defensa de la dignidad del ser humano

Defensa de la dignidad del ser humano

Por eso, nos manifestamos en contra del aborto, que niega el derecho del nasciturus a ser reconocido como un ser humano digno y distinto a todos los demás

View More
Defendemos la economía distributiva

Defendemos la economía distributiva

La economía debe tener una perspectiva humana, centrada en la familia y en las comunidades humanas naturales

View More
Defendemos la libertad educativa

Defendemos la libertad educativa

La educación es ante todo competencia de los padres y no competencia estatal

View More
Defendemos la familia

Defendemos la familia

Consideramos que se tiene que otorgar representación política a la célula básica de la sociedad: la familia

View More
Defendemos la soberanía social

Defendemos la soberanía social

La Soberanía política tiene su origen en esta previa soberanía social, por lo que debe respetarla

View More
Defendemos una sociedad sin excluidos

Defendemos una sociedad sin excluidos

La justificación última de la política es la garantía de la libertad de todos

View More
Defendemos el mundo rural, y también el urbano

Defendemos el mundo rural, y también el urbano

Hemos de ensalzar las virtudes del mundo rural para favorecer una alternativa a la aglomeración urbana

View More

HISPANIDAD EN PIE.

El conjunto de todos aquellos pueblos que hablan español o portugués es la Hispanidad, de la que también forman parte aquellos otros pueblos, con otras lenguas, que en Europa, África o Asia pertenecieron al Imperio Hispánico, y que aún hoy guardan, aunque hayan olvidado la lengua, las esencias Hispánicas.

Por eso, porque aún tiene existencia, podemos decir que la Hispanidad es un ente moral: el ente moral de creación humana más sublime y más noble y más completo. Y ello porque fue, y es el único ente moral de creación humana que practicó la ortodoxia en todas las esferas del acontecer humano. La ortodoxia de los principios, la ortodoxia de lo social y la ortodoxia de lo político.

De la práctica natural y cotidiana de estas tres ortodoxias proviene su postración actual, pues su existencia pujante era una afrenta a todos los totalitarismos relativistas que en el mundo han sido: el naturalismo, que excluye opresoramente la realidad trascendente del ser humano; el liberalismo, que excluye de la realidad social y política las limitaciones de orden moral; y el materialismo, que excluye del acontecer humano la Esperanza. Por ello todas las escuelas filosóficas y políticas nacidas de estos tres relativismo se empeñaron en destruir, por la vía de la desunión y de la Leyenda Negra, la Hispanidad.

Por eso Mayoría Social nace con vocación hispánica, pues si ha nacido en España ha sido solo de manera accidental, pues no tiene por fin solo España, sino todos los pueblos hermanos en la Hispanidad. Y es que si queremos cambiar el rumbo del mundo, solo la Hispanidad unida podrá hacerlo, pues en un tiempo de relativismo la ortodoxia es la única rebelión posible y la ortodoxia, en todos sus ámbitos, solo ha vivido en la Hispanidad.

Ahora bien, la labor de recuperación de la Hispanidad será dura y exigirá esfuerzos, pues todas las escuelas relativistas han anidado en los poderes sociales y políticos de nuestras patrias. Solo pervive la Hispanidad en pequeños núcleos familiares que se han mantenido ajenos a la ruina imperante de la vida doméstica; el algunas asociaciones civiles que se mantiene, enhiestas frente al poder, en sus posiciones; algunas corporaciones que han custodiado en su seno nuestras tradiciones. A todos ellos llama Mayoría Social para la reconstrucción social. A todas ellas abraza este proyecto para recuperar, con el empecinamiento roqueño que caracteriza lo hispánico, el auténtico muro de nuestra libertad civil: la Soberanía Social.

Seremos nosotros, los individuos y familias, las asociaciones y corporaciones que participemos en este proyecto los que podremos reconquistar el terreno perdido; los que volvamos a imponer como dogma político-social que el poder fue constituido para servir a los pueblos – y no al contrario-, y que el hombre tiene un fin espiritual más digno que el grosero materialismo que nos circunda, y que su libertad, que es sagrada, es libertad para el bien; pues el Bien, en contra de lo que los relativismos dicen, existe y es reconocible por la simple aplicación del sentido común.

Por eso llamamos a colaborar en Mayoría Social a todos los pueblos hispánicos, pues si somos lo suficientemente osados de recuperar la Sociedad pondremos las bases de la deseada unión política a través de la Federación de Naciones Hispánicas.

img