Felicita a Hungría por la DEFENSA DE LA LIBERTAD

El pasado 12 de septiembre el Parlamento Europeo aprobó activar contra el pueblo húngaro el artículo 7 del Tratado de la Unión Europea. Tal artículo permite al Consejo Europeo suspender ciertos derechos que se derivan de la aplicación de los Tratados, incluidos los derechos de voto de Hungría en el Consejo.

No obstante, a pesar de las amenazas y coacciones de los oligarcas de la Unión Europea el pueblo húngaro (de mayoría católica), encabezado por su Primer Ministro, Viktor Orbán, se ha mantenido firme en su postura, que resumió el mismo Orbán hace unos meses con su tajante: “La Cristiandad es la última esperanza”.

Y es que los motivos por los que la Unión Europea quiere doblegar al pueblo húngaro son sencillos:

1º Porque el pueblo húngaro aprobó el pasado junio, a través de su parlamento, una ley que obliga al Estado a defender los valores y cultura cristianos del país.

2º Porque el pueblo húngaro, con caridad cristiana, ayuda a los refugiados y desplazados musulmanes en sus países de orígenes, pero se niega a permitir en asentamiento del Islam en la Patria Húngara. De hecho, inició un exitoso programa de caridad (Hungría Ayuda) que está reconstruyendo pueblos, y edificando iglesias y colegios en las comunidades locales de Oriente Medio.

3º Porque el pueblo húngaro, con tal programa de ayuda, se enfrenta radicalmente a las pretensiones del magnate Soros, de las multinacionales y de los grupos de presión apátridas, que lo que quieren es desarraigar de sus patrias a los musulmanes necesitados e introducirlos en Europa para: (1) a través del multiculturalismo, acabar con nuestra tradición Cristiana; (2) introducir una competencia laboral que lleve a la reducción de los sueldos de los trabajadores europeos, y al empeoramiento de nuestra calidad de vida; y (3) mantener a los países de origen de estos inmigrantes en la pobreza arrebatándoles a la mano de obra joven y con mayor iniciativa, que es la que emigra.

4º Porque el pueblo húngaro se muestra contundente a la hora de rechazar la aplicación de la ideología de género en su patria, protegiendo a sus hijos de la ingeniería social deshumanizada que se pretende realizar por medio de las políticas de género y LGTBI+.

5º Porque, finalmente, el pueblo húngaro se opone a que en su patria desarrollen su actividad ONG´S y otras entidades supuestamente filantrópicas que son solo instrumentos de las oligarquías mundialistas para imponer sus postulados contrarios a la dignidad de las personas (explotación laboral, perdida de la identidad personal, supresión de la visión trascendente de la vida, etc.)

 

Por ello te animamos a que felicites al pueblo húngaro suscribiendo esta carta dirigida a su embajadora en España – puedes descargar en pdf la carta original remitida a la embajada pulsando aquí (al firmar la petición remitiremos automáticamente a la embajadora de Hungría en España un correo electrónico con tu firma).

FIRMA AHORA: Gracias por defender la identidad europea (cumplimenta tus datos)

  

Excelentísima Señora Enikő Győri
Embajadora de la República de Hungría

Excelentísima Señora,
Le escribo para que transmita al pueblo húngaro, a través de su primer ministro, nuestra más entrañable felicitación por su firmeza en defensa de la Cristiandad de nuestra vieja Europa.

En 1956 lo más sano de nuestro pueblo vibró en lo más íntimo cuando su hambre de auténtica libertad llevó a su pueblo a exclamar «Juramos que no permaneceremos más tiempo como esclavos», juramento que siguen manteniendo al día de hoy en su pugna con la oligarquía europea.

En efecto, en el momento actual existe en la mayoría de los países de la Unión Europea una desconexión total entre la Europa oficial (la de los burócratas) y la Europa Real (la de la mayoría social). Sin embargo, felizmente en Hungría existe una identidad total entre su pueblo y su gobierno.

Y es que Europa o es cristiana, o no será. Y evidentemente para mantener nuestra esencia cristina es necesario oponernos a la extensión de la malhadada ideología de género (que quiere hacernos olvidar que Dios nos creó hombre y mujer); a la intromisión en nuestros asuntos nacional de ONG´s y entidades apátridas supuestamente filantrópicas (pero con un programa oculto anticristiano); y finalmente a la inmigración desbocada (que algunos alimentan con la intención de eliminar nuestras raíces y nuestra identidad).

Como europeos y como cristianos somos conscientes, como lo es su Primer Ministro, Viktor Orbán, de las obligaciones que nos impone la caridad. Pero la auténtica caridad, en materia inmigratoria, no es ceder ante las amenazas y coacciones de las mafias internacionales que mueven los hilos de la inmigración, y que nos exigen acoger en condiciones precarias a una población necesitada extraña a nuestra cultura. Ceder ante tales presiones es un delito contra nuestra historia y un delito contra esas pobres masas depauperadas que piden nuestra ayuda. Lo que necesita la población migrante es recibir la ayuda en sus países de origen para que sus jóvenes no tengan que expatriarse rompiendo sus vínculos familiares y culturales, para pasar a trabajar en nuestro suelo por salarios de miseria impuestos por las multinacionales. Del mismo modo que sus países de origen necesitan que esa población joven no huya de sus países, sino que se quede en ellos para enriquecerlos y llevarlos al grado de desarrollo que se merecen.

Del mismo modo, la caridad impone, ante la imposición de la ideología de género, recordar a tiempo y a destiempo que Dios nos creó hombre y mujer, y estableció la familia natural como fundamento de la sociedad. Y que por tanto, ni cabe dar entidad legal a los desvíos personales, ni cabe reconocer derechos vinculados a sexualiadades apartadas de los designios de Dios.

Finalmente, en materia política la caridad impone el respeto al cuarto mandamiento, que obliga a amar a los padres, y antes que a los padres a la patria. Ser patriota no es, por ello, ser excluyente, sino todo lo contrario, pues al igual que quien ama y respeta a sus padres naturales reverencia a aquellos que honran a sus padres, y solo desprecia a quien reniega de su ascendencia; el auténtico patriota ama a su patria y tiene un vínculo de respeto y honor con aquellos extranjeros que también aman a sus propias naciones de origen, y por tanto solo desprecia a aquellos que presumen de apátridas y pretenden uniformarnos a todos en un igualitarismo descarnado e inhumano, privándonos así del entrañable vínculo que nos une con las generaciones pasadas.

Por ello nuevamente queremos agradecer la defensa que su patria está haciendo no solo de sus propios intereses, sino de los intereses de todos los europeos que aún sentimos vivos los lazos del hermanamiento en Cristo. Nos alegra saber que, en efecto, como dice su himno «Dios, bendice al húngaro», pues para los pueblos no hay mayor bendición que el tener gobernantes justos, temerosos de Dios, y valientes para no desfallecer en defensa de la Fe, la libertad y la tierra.

[your signature]

FIRMAR
1,026 signatures

   

No cederemos nunca tu correo a terceros, haremos un uso responsable del mismo remitiéndote únicamente información sobre las actividades de la Plataforma Mayoría Social con objeto de defender todo aquello en lo que creemos. En los firmantes  solo publicaremos tu nombre y la primera inicial de tu apellido (no publicaremos ni tu código postal, ni tu país, ni tu apellido completo). Al firmar aceptas nuestra política de privacidad, y en cualquier momento te podrás dar de baja.

FIRMANTES
1,026 Angel C. Nov 30, 2018
1,025 GASPAR A. Nov 15, 2018
1,024 Diego Angel L. Nov 15, 2018
1,023 Luis G. Nov 15, 2018
1,022 Isabel T. Nov 12, 2018
1,021 Pedro G. Nov 06, 2018
1,020 Rubén R. Oct 21, 2018
1,019 José G. Oct 17, 2018
1,018 José María O. Oct 14, 2018
1,017 gertrudis y. Oct 10, 2018
1,016 Luis V. Oct 09, 2018
1,015 Evaristo .. Oct 07, 2018
1,014 Mª del Carmen O. Oct 03, 2018
1,013 LUIS G. Oct 03, 2018
1,012 GUILLERMO B. Oct 02, 2018
1,011 María José P. Oct 02, 2018
1,010 Francisco A. Oct 02, 2018
1,009 Inmaculada A. Oct 02, 2018
1,008 MANUEL D. Oct 02, 2018
1,007 Nicolás G. Oct 01, 2018
1,006 Jesús D. Oct 01, 2018
1,005 Francisco José L. Oct 01, 2018
1,004 Felipe T. Sep 30, 2018
1,003 Gregorio M. Sep 30, 2018
1,002 Pablo D. Sep 29, 2018
1,001 Maria Pilar H. Sep 28, 2018
1,000 Laurentino D. Sep 28, 2018
999 Pablo C. Sep 28, 2018
998 Enrique M. Sep 27, 2018
997 Jorge P. Sep 27, 2018
996 Luis G. Sep 27, 2018
995 Sebastián G. Sep 26, 2018
994 Pilar O. Sep 26, 2018
993 Elvira F. Sep 26, 2018
992 Carlos L. Sep 26, 2018
991 Eugenio F. Sep 25, 2018
990 jose z. Sep 25, 2018
989 Miguel Ángel S. Sep 25, 2018
988 FRANCISCO T. Sep 25, 2018
987 Jose D. Sep 25, 2018
986 Francisco Javier M. Sep 25, 2018
985 Salvador F. Sep 25, 2018
984 Jeronimo P. Sep 25, 2018
983 Pedro P. Sep 25, 2018
982 Jose Mª R. Sep 25, 2018
981 Amparo i. Sep 25, 2018
980 María Isabel A. Sep 25, 2018
979 Daniel M. Sep 24, 2018
978 Enrique D. Sep 24, 2018
977 Javier S. Sep 24, 2018
COMPARTE

Otras acciones